Los balcones son un espacio muy socorrido, sobre todo en las grandes ciudades para dotar de un pequeño espacio al aire libre donde respirar aire fresco.

Si tienes uno, aquí te dejamos una guía que puedes seguir para convertirlo en el lugar favorito de tu casa o departamento.

Jardineras verticales

Hay que colocar las macetas en los muros que tengamos disponibles, esto nos ayudará a ahorrar espacio. Hay que distribuirlas bien para que cada planta tenga espacio para poder crecer y se aprecie, algunas opciones son:

Estantes de madera: podemos usar tablas y cordón para hacer un mueble o hacer una estantería flotante. Para esta última solo necesitamos piezas de madera y soportes para sujetarlas en el muro. Una vez instalados podremos colocar las plantas. No es necesario saturarlo, con una o dos plantas por estante es suficiente.

Follaje natural: si no queremos agrupar macetas, podemos colocar follaje en alguna de las paredes disponibles. Podemos cubrirlas con plantas trepadoras o enredaderas como la hiedra o el jazmín. También la podemos colgar en las barandillas. Si queremos jugar con el espacio, lo mejor es combinar plantas de distintas texturas y tamaños. Las hojas grandes le dan un toque extra a la decoración.

Rejillas: para algo más práctico, podemos utilizar rejillas de acero. Las colgamos en la pared e insertamos las flores. Existen proyectos que cubren todo el muro y otros donde solo se cubre un pilar o una esquina en forma vertical.

Juego de posiciones

Si tenemos el espacio suficiente para decorar tu balcón con plantas, podemos jugar con la posición y tamaño de las macetas. Es posible dejar algunas acostadas, colocar otras en pequeños taburetes o bancos, mezclar plantas grandes y pequeñas, y más. El punto es divertirnos mientras le damos forma a nuestro espacio.

Plantas colgantes

En caso de que nuestro balcón tenga una malla protectora para el sol o un techo, podemos colgar algunas plantas. Existe la opción de colocarlas en forma de cortina o muy cerca de la pared, utilizando latas de alimentos, cestos, macetas de cerámica, o bases de lámparas que darle un toque original.

Escaleras 

Si queremos dejar atrás las estanterías tradicionales, podemos optar por métodos más divertidos. Uno de ellos son las escaleras. Podemos elegir un modelo en madera, acero o plástico, pintarlo o adornarlo, y en cada escalón colocar una maceta. Para que no nos ocupe mucho espacio en el balcón, hay que elegirla de tamaño pequeño (uno o dos escalones) y colocarla en una esquina.

Whatsapp