Las cortinas han sido desde años la primera opción para tapar o filtrar la luz del sol, sin embargo, las persianas han ganado mucha popularidad, ya que son más funcionales y versátiles que las cortinas.

Algunas consideraciones para elegir:

1.- Las persianas se recomiendan para hogares con una decoración simple o minimalista, mientras, que las cortinas son para los que desean una apariencia más lujosa, al igual, que permiten utilizar el mismo material en todas las habitaciones de la casa e incluso, ofrece la posibilidad de hacerlo coincidir con otras partes de la decoración, como los cojines.

2.- Para lugares que son mu suceptibles de ensuciarse, como la cocina, las persianas pueden ser tus mejores aliadas, ya que son de fácil limpieza por sus materiales, además que pueden ajustarse muy bien a la decoración de tu hogar.

3.- En las áreas abiertas, es común que se quiera controlar la cantidad de luz exterior que entra a las habitaciones, por lo que las persianas se convierten en la selección más inteligente, ya que son ideales para tener privacidad y bloquear la luz tanto para períodos largos como cortos.

4.- Otro aspecto de importancia con respecto a las cortinas o persianas, es el polvo, para las personas que sufren de alergias, ya que las cortinas suelen quedarse más tiempo sucias por los inconvenientes que causa tener que descolgarlas y lavarlas, muchas veces incluso a mano; mientras que las persianas, se pueden limpiar sin desmontarse.

5.- Si las habitaciones de su residencia son reducidas, las cortinas pueden añadir profundidad y altura, si se instala el soporte de la cortina a unos centímetros por debajo del techo, dando una sensación de amplitud y calidez propia de las cortinas.

Nosotros te recomendamos ampliamente usar más persianas que cortinas, principalmente por el penúltimo punto, recuerda que una casa fácil de limpiar puede mantener afuera alergias y otras enfermedades.

Recuerda que puedes consultar nuestro catálogo de persianas en aainteriorismo.com

Whatsapp