El espejo se define como una de las piezas más esenciales en la decoración de ambientes, pues contribuye a aportar un toque único y un estilo especial. También es importante que todos sepamos la forma correcta de usarlos a la hora de decorar. Puesto que son una herramienta que conquistan cualquier parte de la casa, a continuación, queremos mostrarte cómo puedes usar los espejos en decoración.

¿Por qué es importante un buen espejo?

Se dice que los espejos contemporáneos están relacionados con el elemento del agua y que sus cualidades tienen que ver con la fluidez, la claridad, la comunicación y la inspiración. De esta manera, los espejos logran dinamizar los espacios, pues traen consigo luminosidad y profundidad.

espejos

Espejos de cuerpo completo

Los espejos grandes, si se colocan en sitios estratégicos, pueden llegar a aportar una excelente sensación de amplitud. Específicamente, si son modelos XL o de los que cubren toda una pared a modo de mural, se puede decorar y vestir mucho más. El tamaño del espejo es una característica de impacto visual que se debe tomar en cuenta por su estilo.

No sientas temor de emplear un espejo de pie o con grandes dimensiones dentro de un espacio pequeño. Gracias a la ilusión de profundidad y espacio, es posible que una habitación pequeña se vea con mayor tamaño. El espejo de cuerpo entero apoyado contra la pared puede llegar a ser una excelente herramienta de decoración, y hasta puedes usarlo en espacios estrechos como los pasillos.

¿Qué deseas que refleje el espejo?

Algunos arquitectos y decoradores señalan que los espejos redondos son recursos decorativos de primera orden con los que podemos obtener efectos llamativos. Seleccionar bien su ubicación puede llegar a ser esencial para cierta estancia. En parte, esto se debe a cuestiones decorativas, y además de ello, hay que considerar lo que está reflejando el espejo.

De esta manera, es recomendable evitar que en los espejos se reflejen espacios que no reflejan la armonía que queremos. Por ejemplo, los sitios que no suelen estar ordenados, como los trasteros, las cocinas llenas de enseres, etc. También hay que evitar los reflejos de las esquinas, las puertas y pasillos. Lo que refleje el espejo tendrá que ser algo inspirador o bonito.

Diseña un punto focal

Recuera que lo más importante al entrar a una habitación, es el sitio al que irán los ojos de la persona que ingresa. Esto recibe el nombre de punto focal, pues es un sitio específico que se puede elegir destacando el sector, el mueble o el elemento que deseamos que se observe. Los espejos circulares de pared se definen como puntos focales por excelencia. Por esta razón, casi siempre se colocan encima de cómodas o consolas, al igual que dentro del sector donde se ingresa al hogar.

espejos

Tips para ubicar un espejo correctamente

Una buena técnica es ubicar dos espejos enfrentados entre sí. Así es como se produce un efecto de profundidad infinita, reflejándose a sí mismo infinitas veces. Por otro lado, una buena idea, aunque poco común, es la instalación de un espejo en el techo. Esto permite que la estancia se vea mucho más alta. También se puede hacer a modo de cornisa en la última sección de las paredes. Solo así, el techo se verá mucho más alto y hasta flotante.

Zonas de constante tránsito y vestidores

Hay quienes emplean espejos decorativos de pared frente a la puerta de entrada, pues es un efecto que aporta mayor profundidad al abrir la puerta. Los espejos pueden colocarse en recibidores, distribuidores y otras zonas de paso, puesto que son espacios estrechos para decorar con elementos ligeramente visuales, logrando juntarse con la profundidad.

Los efectos ópticos que se consiguen en un hogar gracias a los espejos no suelen conseguirse con ninguna otra herramienta. Se necesita encontrar el lugar y el tamaño perfecto para cada espejo, siempre considerando la iluminación y los tonos de pintura idóneos.

Pequeños y juntos

Algunos espejos modernos pueden ser de menor tamaño, y sirven para hacer composiciones en la pared con varios modelos. Estos se pueden hacer juntos o combinados con elementos como cuadros y láminas. La mezcla generada trae como resultado una pared bastante dinámica, con ese toque de luz presente en el espejo.

Nunca pierdas el estilo

Los espejos pueden llegar a variar en cuanto a formas, sin embargo, nunca dejarán de ser espejos. Lo que suele cambiar su personalidad y aspecto son los marcos que los contienen. Es probable que muchos de ellos sean de vanguardia, clásicos, etc.

Nunca olvides lo importante que es tomar en cuenta el estilo que deseamos transmitir, así como el efecto que queremos crear en el marco. Y finalmente, considera que el resto del ambiente en el hogar tenga relación para que no se cometan errores al usar los espejos en la decoración.

Whatsapp