Como ya hemos mencionado en otros posts, no hay material malo para el interiorismo, solo hay malas aplicaciones, aquí te dejamos algunas recomendaciones para cada una de las habitaciones:

Dormitorios

La elección depende en gran parte del resto de la decoración. Sin embargo, una de las mejores opciones son los pisos laminados o de madera, como el parquet, que destaca por su resistencia, versatilidad y se adapta a cualquier estilo.

El porcelanato y la cerámica tampoco se quedan atrás, ambos tipos poseen modelos que son muy similares a la madera y no podemos dejar de lado la relevancia que tiene su durabilidad, fácil mantenimiento y limpieza.

Baños

Para estos espacios debemos escoger pisos que sean impermeables, resistentes al agua, que eviten la formación del moho y que sean fáciles de limpiar. Entre estos se encuentran la cerámica, el porcelanato o el PCV.

Cocina

Al igual que el baño, este es un lugar donde suele concentrarse mucho la humedad, por eso es importante que mantengamos la higiene, y que al momento de hacer nuestra elección optemos  también por opciones como el porcelanato, la cerámica o el PCV. Asimismo, el mármol y granito son unos de los materiales más utilizados en los topes de cocina, debido a su dureza, y por supuesto, belleza. Entre los pisos de cerámica está el

Sala y comedor

Podríamos decir que en la sala y el comedor tenemos mucha más libertad para escoger el suelo adecuado. Como hemos mencionado, la madera puede crear un ambiente acogedor, mientras que las piezas compuestas por piedras naturales pueden darle un toque de elegancia. No obstante, es fundamental que la opción que escojamos sea resistente al alto tráfico, como por ejemplo el porcelanato, debido a que esta suele ser una de las áreas más concurridas de la casa.

Porche y balcón

En este caso, la decisión sobre el tipo de suelo a utilizar va más allá de lo estético. Aún si estos espacios se encuentran techados, puede que estén en contacto con el ambiente exterior, por lo que necesitamos materiales que nos brinden larga durabilidad, toleren los cambios de temperatura y no requieran de mucho cuidado.

Los pisos de piedra, gres o vinílicos son más duraderos y fáciles de mantener que otros materiales. Además, existe una gran variedad de diseños con imitaciones de madera, piedras, cerámicas o modelos lisos tradicionales entre los que pueden escoger.

Para esta temporada, seguirán de moda los estilos neutros con mucha luminosidad, así que, si estamos pensando en unirnos a esta tendencia y remodelar nuestro hogar, debemos empezar por encontrar el revestimiento ideal para cada estancia y conocer los beneficios de cada una.

Whatsapp