Como ya hemos visto en otras publicaciones de aainteriorismo.com , una de las tantas ventajas de tener pisos laminados, además de ser muy atractivos, es que son fáciles de mantener limpios. Si tienes o estás pensando en instalar este tipo de piso en casa, pero te preocupa conservarlo en buen estado, aquí te damos una serie de recomendaciones para que te dure por muchos años como nuevo.

    • Evita que el polvo, la suciedad o la humedad se acumulen en tu piso colocando tapetes en las entradas de tu casa.
    • NO utilices ceras o detergentes para limpiar, ya que estos dejan residuos que afectan el brillo de tu piso.
    • Usa protectores en las patas de tus muebles para disminuir el riesgo de causar ralladuras en el piso.
    • NO uses máquinas de pulir están prohibidas para este tipo de pisos.
    • El agua en exceso es el enemigo de los pisos laminados, por eso hay que utilizar trapos y trapeadores húmedos (no mojados) al momento de limpiar.
    • Si tienes mascotas en casa, procura que sus patas estén libres de barro o piedritas para evitar rasguños en el piso.
    • Limpia regularmente tomando en cuenta las siguientes indicaciones:
      • Primero prueba en un área no visible.
      • Barre el piso o usa una aspiradora.
      • Usa un limpiador especial para laminados y rocía un área de 6X6 (o menos) y limpia con un trapeador de micro fibra.
      • No derrames el producto en el suelo para trapear.
      • No mojes el piso en exceso.
      • Puedes usar también en los gabinetes laminados.
      • Para manchas difíciles se recomienda rociar directamente y limpiar con un trapo.
Whatsapp