Para muchas personas mantener la limpieza y el orden en el hogar en una tarea vital para el bienestar de la familia. En estas tareas intentamos incluir en el mantenimiento a prácticamente todos los objetos que se encuentran en nuestra casa; y uno de estos objetos importantes al que darle atención son las persianas, ya que en ella se acumula gran cantidad de polvo y de no hacer el debido cuidado de persianas, puede ocasionar que estas no cumplan correctamente con su función. En ese sentido, hoy aprenderás varios trucos eficaces y prácticos para el cuidado de persianas.

La mejor manera de alargar la vida útil de nuestras persianas

Las persianas están hechas de muchos materiales, entre los que pueden incluir el aluminio el plástico, la tela o la madera de bambú; por lo tanto y conocimiento este hecho, es preciso que sigas estas recomendaciones para que puedas alargar la vida de tu persiana.

Los cordones de las persianas no deben estar al alcance de niños o mascotas

El motivo de esta recomendación es prácticamente obvia, sin embargo conviene recordarla, ya que los niños por lo general no visualizan los peligros que corren cuando están jugando; ahora bien, asegúrate de poner el cordón o la varilla de la persiana en un lugar no visible para tus niños o las mascotas.

Algunos de nuestros usuario han hecho un nudo alto al cordón para hacerlo mas corto, de modo que un niño pequeño no pueda alcanzarlo fácilmente. En el caso de que tu persiana tenga varilla, puedes desacoplarla del sistema y solo usuarla cuando sea estrictamente necesario.

No jales de la tela o de los perfiles para bajar la cortina.

Las persianas son fabricadas en horizontal o en vertical; en ambos modelos puedes encontrar terminaciones en los materiales que suelen ser delicados, usualmente de plástico. Quizás por inexperiencia o falta de paciencia, una persona se vea tentada a halar de ellas para que terminen su recorrido o simplemente por creer que se ha trabado el mecanismo, recurren a halar de la tela o de los perfiles.

Al hacer esta acción, puedes dañar definitivamente los perfiles y rasgar la tela por aplicar una tensión a un material que no fue fabricado para ello. Para evitar accidentes de este tipo, lo que debes hacer accionar el cordón de arriba a abajo hasta que el sistema suelte los sujetadores de la persiana y dejarla caer suavemente.

Darle un buen uso a la persiana al abrir la ventana

En caso que necesites abrir la ventana y tu persiana se interpone; bien sea porque esté toda abajo o cerrada en caso de que sea una persiana de paneles; lo que debes hacer es plegarla totalmente hasta que la ventana quede totalmente descubierta. El motivo de esta recomendación, es que al correr los eslabones las persianas con los las manos, para alcanzar la ventana, lo que ocurrirá es que vayan doblándose poco a poco y pierdan su elegancia y vistosidad.

Cuidado que debes tener al limpiar cerca de las persianas

En caso que necesitas barrer un área donde esté cerca la persiana, lo mejor es recogerla totalmente para evitar tropezones con las piezas de la persiana. Si necesitas limpiarlas, es recomendable que lo hagas muy suavemente con un plumero o con un trato seco y dar pasadas muy delicadas para no doblar ninguna pieza. Para limpiar las persiana de tela, puedes usar un trapo ligeramente húmedo y luego uno seco para extraer la suciedad.

Otro aspecto importante a tomar en cuenta, es que nunca debes aplicar directamente los productos de limpieza en la tela o los eslabones de la persiana, preferiblemente coloca primero los productos en un trapo y luego limpia delicadamente cada parte de la persiana que veas con polvo.

Cuidado con los objetos que pueden obstaculizar el despliegue de la persiana

Todas las persiana realizan movimientos en vertical u horizontal, dependiendo del producto; en ese sentido pueden tropezar con cualquier objeto que se interponga en su desplazamiento. Es muy importante que antes de operar la persiana con el cordón, te asegures de que no hayan objetos en el medio.

Los que debes saber antes de limpiar persianas

  • Limpia tus persiana por lo menos una vez por semana con un plumero, de este modo no tendrás que recurrir a químicos de limpieza que pueden dañar tu persiana. Este truco es especialmente útil si tu persiana es estilo colmena de abeja, pues el polvo suele esconderse en el filtro de luz.
  • Bajo ninguna circunstancia laves el mecanismo de la persiana con agua, ya que puede ocasionar daños grabe al funcionamiento del mismo debido a la corrosión que produce el agua en los metales.
  • En caso de accidentes grabes con manchas difíciles que hayan caído a tus persianas, mejor contacta a los profesionales.
  • Las persianas de tela, son propensas a perder el color si usar productos de limpieza muy abrasivos, por lo cual evítalos
  • Si decides lavar las telas de tus persianas, evita ponerlas directamente al sol, ya que pueden surgir manchas indeseable. Lo más recomendables es secarla al la sombra y dejarlas escurrir hasta que queden secas.

Aplicando todos estos consejos prácticos, estamos seguros que tus persiana durarán mucho. Ahora es el turno para ti, déjanos un comentario donde nos compartas que trucos usas tu para mantener en buen estado tus persianas. Si te ha resultado útil este artículo no dudes en compartirlo con tus amigos.

Whatsapp