A todos nos encanta diseñar interiores, pero habías pensado en que como toda profesión, el interiorismo lleva un proceso para su planeación y ejecución, y aquí te explicamos cual es a grandes rasgos.

Scouting y brief

Antes de iniciar cualquier proyecto es necesario conocer las necesidades tanto del espacio, como del cliente y los aspectos técnicos. Escuchar la idea del cliente es solo el principio, ya que el interiorista debe considerar aspectos que pueden parecer obviedades, como la antropometría de los usuarios finales, la logística de instalación e incluso la frecuencia de mantenimiento de los materiales deben ser previstos antes de siquiera comenzar a bocetar.

Generación de propuestas

Una vez realizada la pequeña investigación previa, el interiorista comienza a bocetar, considerando la idea del cliente, siempre considerando los aspectos técnicos y productivos. Algunos interioristas aun prefieren dibujar a mano antes de computarizar las propuestas y otros pasan directamente a modelar en 3D y renderizar; pero es cuestión de gustos.

Producción

Se revisa junto con el cliente si el resultado del render, o visulaización por computadora es de su agrado y una vez aprobada, se procede a realizar la remodelación del espacio. Comenzando por las tareas más grandes a las más pequeñas y detalles. Gracias a los contactos de los profesionales del diseño interior, es posible conseguir mejores precios que si los clientes los contactaran por fuera, además de que se lleva un mejor control del presupuesto, sin mencionar que el resultado sera completamente profesional.

 

Whatsapp