Un diseñador de interiores es un profesional que es capaz de ofrecerte una solución a tu espacio, teniendo en cuenta la funcionalidad y la estética.

A veces pensamos que no es necesaria la ayuda de un profesional cuando queremos diseñar un espacio, sin embargo hay muchas ventajas que podrían ahorrarte tiempo y dinero si optaras por contratar a un diseñador.

1.-Ahorras dinero

Parece una buena idea ir a cualquier Home Depot  a comprar lo que necesitas para tu hogar. Pero sabías que el precio de los productos en estas cadenas se incrementa hasta un 30%, además que la calidad de muchos productos puede no ser la mejor por el precio que estás pagando. En lo personal nos ha tocado ver tableros de madera con varios nudos e imperfecciones que venden a precio de primera, cuando una pieza de primera calidad deber ser completamente perfecta.

Son muy prácticas estas tiendas para proyectos pequeños o reparaciones; la gran ventaja de ellas es que encuentras todo en un mismo sitio, pero si tu idea es renovar todo un espacio definitivamente te recomendamos mantenerte alejado de ellas.

Sumado a esto, el tiempo que le inviertes a tu proyecto termina por consumir tus fines de semana y tus energías y en este punto pensarás que sería una buena idea contratar a un profesional que lo haga por ti, después de algunos miles de pesos gastados en vano.

2.-Obtienes el resultado que esperas

Cuantas veces quisiste hacer algo tú mismo que se veía hermoso en tu mente, pero al momento de realizarlo no era lo que esperabas.

El proceso de un diseñador de interiores es proponerte el proyecto antes de cualquier cosa, de manera de que antes de que se empiece tú sabrás que esperar, de hecho en muchas ocasiones recibirás una imagen computarizada de cómo se verá tu espacio terminado, a estas imágenes les llamamos renders.

El diseñador de interiores tiene contactos y alianzas comerciales con proveedores que le permitirán ofrecerte exactamente lo que tu viste en el render. De esta manera no habrá sorpresas de ningún tipo, ni en las especificaciones del proyecto, ni en los costos. Ya que tu diseñador llevará un estricto control del presupuesto, evitando gastos de improvisto.

3.- Tienes el respaldo de un profesional

No todos sabemos de todo, bien dice el dicho: “Zapatero a tus zapatos” una cosa es que disfrutes la planear la decoración de un evento y otra muy diferente que la ejecutes. Los diseñadores tenemos una metodología muy bien estructurada que nos permite realizar proyectos eficientemente, en el tiempo establecido  y con la mejor calidad para que tu solo te dediques a disfrutar tu nuevo espacio.

Whatsapp