Descubre los mitos y realidades de los laminados

Mucho se dice que los pisos laminados, pero la realidad es que, como todos los materiales, tiene ventajas y desventajas su uso.

No existe un material perfecto o un material inservible, pero sí hay malas aplicaciones de los materiales.

Para los que aseguran que un piso cerámico es lo mejor en acabados, recordemos un principio  de diseño básico: No existe un material perfecto o un material inservible, pero sí hay malas aplicaciones de los materiales. Por ejemplo, si colocamos un piso cerámico en un espacio de trabajo duro, como puede ser un taller o una cochera, les aseguramos que en unas semanas alguno de los mosaicos ya se habrá quebrado.

Algunas situaciones en las que los laminados son tu mejor opción:

El ejemplo anterior

En el caso de los pisos laminados, su mejor aplicación es para interiores, en lugares de baja humedad ambiental (aunque esta última característica puede evitarse con pisos de base sintética), en lugares de tráfico ligero y especialmente si es un espacio que tendrá el piso de manera temporal, como puede ser el caso de un inmueble residencial en renta. El laminado es el único piso que podrás llevarte si algún día decides moverte a otro inmueble.

Recordemos que una de las ventajas más grandes del piso laminado es su facilidad de instalación y un precio competitivo.

Otra aplicación muy común del piso laminado con excelentes resultados son los stands para exposiciones o espacios efímeros. Los laminados son los únicos capaces de ser instalados y desinstalados en cuestión de unos minutos. Muchos incluso ya han sido diseñados para ni siquiera requerir de pegamento de contacto, ya que poseen un superficie adherente libre de adhesivos que mantienen cada pieza en su lugar.

Si después de leer este artículo te convenciste de que un piso laminado es lo que necesitas para tu proyecto en aainteriorismo.com tenemos varios modelos que puedes revisar para transformar tu espacio.

Whatsapp